La Mente

Como es sabido de todos, la Mente es uno de los cuerpos que el ser humano tiene, que hace parte de su contextura interna, pero debido a que el humano está invadido por la pluralidad del yo, o sea que cada yo maneja en determinado momento cierta fracción de la mente. Si nosotros estamos en auto-observación sobre si mismos y sobre nuestros estados psicológicos y mentales, pues el yo no puede fraccionarnos, ni nuestros sentimientos, ni nuestra mente; trayendo como consecuencia que no nos puede gastar ningún potencial de energía, ni psíquica ni mental. Si dejamos que el yo gaste esa energía mental o psíquica, pues nos está dejando sin material para la creación de los Cuerpos Existenciales del Ser, la energía psíquica nos la gasta el yo en emociones desordenadas, como odio, celos, envidia, murmuraciones, egoísmos, pasiones, etc., etc. La energía mental nos la gasta el ego con pensamientos negativos y sus correspondientes consecuencias. Puede ser que una persona transmute mucho y muy bien, pero no se dedica al estudio, control y transformación de sus pensamientos y sus emociones, pues lamentablemente está gastando en sus pensamientos negativos y en sus emociones negativas la energía que le serviría para su regeneración y creación de sus Cuerpos Solares. Cuando la mente empieza a ser controlada y dominada por la voluntad, la comprensión y la auto-observación, no solo deja de gastarnos tanta energía, sino que se va integrando como un cuerpo sólido que va estando apto para transmitir los mensajes del Ser. Cuando la mente deja de ser sensual e instintiva se va humanizando, o sea que va perdiendo esa fuerza animalezca que tiene por su maldad y forma de reaccionar negativamente frente a todos los eventos de la vida; la mente de un discípulo de la Gnosis debe estar diariamente pasando por muchas disciplinas que la conduzcan a ser pura para pensar, paciente para actuar, y comprensiva para enseñar. De la clase de persona depende su mente, si la persona no se propone hacer un cambio serio en su vida, su mente continuará siendo la misma guarida de yoes pendencieros, chismosos, lujuriosos, odiosos, celosos, egoístas, y lo peor de todo que es que esos yoes no solo siguen viviendo en la psiquis y expresándose en la mente, sino que van fortaleciéndose con nuestra energía, y cuando la persona los quiere eliminar se hace sumamente difícil, y la mente se vuelve tan autosuficiente que a ratos nos hace creer que vamos muy bien en el camino; y es cuando uno escucha a ciertos hermanitos decir, “que no hay que ser fanáticos, que es necesario conocer lo bueno y lo malo, llenarse de teoría de toda clase, que hay que ir despacio porque el que corre se cansa rápido, etc.; pero uno de esos hermanitos que por estar conociendo dizque lo bueno y lo malo, se quedan con lo que les hace daño, justamente porque la mente con que están conociendo lo malo, es mala y por lógico ven bien lo malo y mal lo bueno. La mente es un misterio que solo los grandes Maestros Iluminados han podido describirla tal como es, por lo tanto invito a nuestros hermanos a estudiar la psicología Samaeleana

 

La Magia de los Perfumes – V.M. Lakhsmi